DISTINTOS ROSTROS ,DISTINTAS EPOCAS, UNA MISMA VOCACION...........SERVIR A SU PATRIA

Estas reflexiones hacen referencia a la Promoción de Furrieles egresada en el año l959, y fueron escritas 40 años después de esa fecha.

 

Han pasado cuarenta años de aquella inolvidable etapa de nuestras vidas marcada por la incertidumbre propia de muchachos en tránsito de la adolescencia a la madurez, preparándonos no solamente para desarrollar nuestra vocación profesional sino fundamentalmente para la vida. Luego esa misma vida nos fue llevando por distintos rumbos, algunos seguimos en la Armada, otros abrazaron distintas carreras o actividades, todas dignas; algunos fueron golpeados duramente, pero fieles a una raza de estirpe tambalearon, retomaron la vertical y siguieron avanti. Todos formamos familias coronadas con hijos y algunos ya con nietos, estos últimos, según los abuelos, son la frutilla del postre.

 

Pero todo tiene un principio y un fin, a los que llegamos al final de la carrera naval, un día nos llegó el temido momento del retiro, en el que, de una posición activa, expectante e intensa se pasa rápidamente a la inactividad. Y ese es un punto de inflexión, cuando al día siguiente uno se despierta a la misma hora de siempre pero  no escucha el clarín de la diana y recuerda que ya no tiene obligaciones profesionales, paradójicamente no siente alivio, todo lo contrario, siente angustia y es invadido por la nostalgia, los recuerdo se agolpan desordenadamente, todo se vuelve como una película proyectada al revés.

 

Como el tiempo empieza a sobrar y es sabido que el ocio es la madre de todos los vicios, acometemos con la difícil pero gratificante tarea de ubicar a aquellos púbers aspirantes a puas. No será tarea fácil, lo sabemos, pero eso es lo interesante, lo que le da calor y color a la misión, El primer paso fue concurrir a la DGPN a ubicar el Boletín Naval Público mediante el cual se da de alta a la promoción y luego a buscar el último domicilio registrado por cada uno de ellos; seguidamente nos abocamos a recorrer las guías telefónicas de casi todo el país y los padrones electorales. El esfuerzo dio sus frutos y así arribamos al año 1996 cuando organizamos la Primera Reunión del Reencuentro en dependencias del Servicio Naval de Investigación y Desarrollo, sito en Vicente López, a la que concurrieron diez de los localizados: ahí están, los tenemos al alcance del tan ansiado abrazo VIANOLI, BRIZUELA, VIDAURRAZAGA, GUERRA, PEREZ, SOSA, PONCE, SCARBOL Y DURAN, algunos con menos pelo y entrados en cana pero felizmente con el espíritu juvenil y el sentido de la amistad y camaradería intacta, la misma que se nos hace carne  durante nuestra permanencia en la Armada, sin importar si el tiempo en Ella es mucho o poco.

 

En los años siguientes seguimos insistiendo con esta práctica y así fueron localizados SCHNEIDER y JUAREZ en 1997. Al año siguiente la reunión se llevó a cabo en Puerto Belgrano y el reencuentro esta vez fue con LABORDA, CENTENO, SOTOMAYOR, OLIVA y CORDOBA, donde no faltó la visita a la Base Naval. Cuántos recuerdos lindos y cuánta decepción simultáneamente nos produjo ver a BAPUER como un pueblo semi abandonado, ello quizás debido que que dicha visita se produjo en un fin de semana, Parafraseando a don  Atahualpa Yupanqui en su poema "El alazán" podríamos inquirir: qué aguas andarán surcando los "Galgos", los Fletcher, los Cruceros, los Portaaviones y tantos recordados "patachos", en qué estrella andará el Cura Francisco y su motoneta utilitaria recolectando, sin importar el cómo, cualquier cosa que sirva para aliviar las necesidades de sus pobres, qué será de la vida del "negro"  Andrada con su puesto de comida al paso y su "Coca Cola especial". Hoy en sus muelles amarran unidades con tecnología de punta que, a no dudarlo, han puesto a nuestra Armada a la altura de la guerra moderna, pero en tren de buscarle defectos, porque no es cuestión de hacerla fácil si la podemos hacer difícil, podemos decir que carecen de ojos de buey, además nos confidenció un tripulante que a veces, en navegación, pasaban días enteros sin ver la mar.

 

En 1999  nos reunimos en el mismo lugar de la primera, con una visita intermedia a la querida ESMA, ocasión en que se incorporaron NUÑEZ y ARRIONDO. En la visita a la Escuela ocurrió un hecho  que para 1959 hubiera sido pensado como una utopía: fuimos guiados por una Cabo 2do. femenino.

 

La vida sigue su curso y nuestra tarea continúa. Cuando nos hayamos reencontrado con MOYA, WILGENHOFF, FERNANDEZ, RUIZ, BOER, MOLINA, SAIRES, MATTANA y NIEVAS daremos por finalizada la tarea.

 

No podemos finalizar sin rendir nuestro homenaje con un imaginario minuto de silencio a los que su derrotero les marcó un rumbo extraterrenal: RIOS, MARECA, BASTASINI, VIANOLI y FERREYRA.

 

Por último queremos resaltar que estas reflexiones no tienen pretensiones de historial la trayectoria de un grupo de amigos, simplemente hemos buceado en estos últimos cuarenta años con el objetivo de transformar ese lapso de nuestras vidas en una sonrisa, si lo logramos podemos decir: tarea cumplida.

 

Elvio E. Perez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anécdotas marineras

 

Típica mañana de navegación en el Crucero " 9 de Julio", luego del desayuno ,la formación en cubierta y el pase de lista, momento que el Suboficial Encargado, esperando la llegada del Jefe de la División, aprovecha para aleccionar a la dotación,"Yo se que hay algunos que andan sembrando cizaña entre Uds " y, un avispado "colimba" que conocía las limitaciones intelectuales del Suboficial, ahí nomás le descerrajo su pregunta ,¿" Y que es cizaña, Suboficial"?,"¡Ah! ,no se che ,eso me lo dijo el teniente",fue la respuesta.-

                                              ---------//----------

 

En el mismo Crucero, aparece el Oficial de Guardia, verifica en la pizarra los nombres de los distintas guardias, Cabo de Cuarto: Juan Escobar, Cabo de Vigilancia: Jose Rodriguez, Suboficial de Guardia: Suboficial Tomasito, a secas, lo llama al Suboficial y le pregunta ¿"Como se llama Ud"?.-"Suboficial Segundo Alejo Martinez,Sr Teniente",.Entonces,le dice el Oficial de Guardia,"Lo voy a castigar por haber cambiado la Guardia sin mi autorización",en figurillas, el Suboficial, pudo salir airoso, "Es que Tomasito,soy yo,todos me conocen por ese apodo,diminutivo de mi segundo nombre","Esta,bien,pero la próxima vez,asegurese que figure su nombre correctamente".-Demás esta decir,que todo lo conocían por Tomasito por que era un suboficial muy apreciado,muy buena persona.-

 

                                              ---------//----------

 

Seguimos en el Crucero "9 de julio",pasada la hora del rancho del mediodía, hay un alboroto en cubierta, se corre la voz " alguien se ha subido al canasto (extremo del mástil) y parece que se quiere matar", ,efectivamente,alguien está subido en el canasto,puesto del vigia,a los gritos ,amenaza con tirarse,"no suban que me tiro" grita,por fin se establece una suerte de dialogo, para inquirir el problema,"hay un suboficial que me persigue y yo quiero que se vaya,si no se va me tiro y me mato",¿"quien es ese suboficial"?.-"Es el Suboficial Citroen".- ¿"Citroen"?, dice el oficial de Guardia mientras mira inquisitivamente, al Suboficial de Guardia.-."Si Señor, es el Suboficial XX".Lo de Citroen, venia, por que entonces se lo había bautizado al vehiculo como "mal hecho" y la cara del suboficial, no muy agraciada, dio lugar a ese apodo, y así se lo conocia, indistintamente como "mal hecho" o "citroen"

 

Es conocido la prohibición de tomar mate en los buques de la armada(al menos lo era décadas atrás),así, estaba próxima la inspección y auditoria anual del crucero,en este el "9 de julio",que era realizada por personal de oficiales ajena al buque,para ello nos habíamos preparado en todos los ordenes para dejar el buque en condiciones impecables,el jefe de la Division,Control Tiro en este caso,no dejaba ningún detalle al azar,asi horas antes,entre otras cosas nos dice,"Yo se que Uds toman mate,lo único que les pido es que escondan muy bien el equipo de mate,no vaya a ser cosa que los inspectores lo encuentren en algún lugar no adecuado", "Comprendido Señor,pierda cuidado" responde el Suboficial mas antiguo,.-Llega el dia de la inspeccion,los Inspectores recorren todo,llegan a la Central de Tiro,preguntan,estan conformes con las respuestas y con el estado de las instalaciones en general, y cuando ya se aprestan a retirarse,uno de ellos,se da vuelta y dice ¿"Me pueden levantar esa placa del piso"?, señalándola, con el dedo,va uno y la levanta,¡Oh,sorpresa,ahi esta el equipo de mate!,Cruce de miradas,se retiran sin comentarios.-La central de Tiro tenia piso flotante y mas de cien placas conformaban el piso,.-

                                              ---------//----------

 

 

Otra de mate, esta vez en el destructor Brown,un grupo de dos marineros y un cabo estaban acovachados en la base de un Director de Tiro,tomando mate en su interior,cuando de repente,intempestivamente se abre la puerta estanca,¡zas! el jefe de Control Tiro,"Ud tambien Cabo Bertini "?. Rápido, el Cabo (que ya tenia preparada la coartada), lapicero y papel en manos, "Perdón Señor, estoy confeccionando la solicitud de castigo por tomar mate en lugares y horarios no autorizados”;"Bien, bien"                                         

 

 

---------//----------

 

 

Es bien sabido que el llevarse alguna cosita a casa estaba dentro de las posibilidades,siempre y cuando se pudiera sortear las inspecciones rutinarias,a la hora del franco y descenso del buque ,así que quien tenia a su cargo el manejo de los víveres del Crucero ,sale a la hora del franco diario,valija en mano.Se trata de  la tradicional valija marinera de  cartón  color marrón rojizo,por su jerarquía no fue revisado,dada la orden para la salida se forma la fila india para el descenso por el portalon, cuando está por la mitad,la valija se abre y salen rodando varios quesos,." ¡Ahijuna gran siete!, quien habrá sido el comedido que me puso los quesos en la valija" ¡Glup!-

 

                                              ---------//----------

 

 

El vino por entonces estaba prohibido para el personal subalterno,no hay como la prohibición para alentar el consumo,el hacerlo sorteando los obstáculos parecían acentuar la satisfacción  al saborearlo y beberlo,siempre había algún atajo para llegarse hasta él,y no falto un cantinero móvil que conociendo esa debilidad se le prendió la lamparita,que de paso favorecía su negocio,asi se instalaba diariamente frente al puesto principal de ingreso a la zona reservada,lomitos,chorizos y hamburguesas,formaban parte de la oferta de menúes,al preguntar ¿"que vas a tomar"?,una mirada cómplice se cruzaba  y se oía el "dame una coca cola barra dos" y, ahi de abajo del mostrador salía la botellita de coca cola,sí, pero con un buen "tintillo".-

 

---------//----------

 

Corría el año 1961 era Presidente de la Nacion,el Dr. Frondizi,quien visito la B.N.P.Belgrano,recorriendo entre otros lugares los muelles pasando revista a los buques de la Flota de Mar,con todo el personal de a bordo de rigurosa gala,que a su paso daban los tradicionales tres hurras mientras agitaban la gorra,acompañado por las mas altas autoridades de la Armada,encabezadas por el Comandante el Jefe,asi todo iba desarrollándose con absoluta normalidad,hasta su paso frente al entonces Portaaviones INDEPENDENCIA,alli tras las hurras correspondientes,un marinero,asomando su cabeza por uno de los ojos de buey,con toda la voz grita.¡FLACOOOOO,AUMENTANOS EL SUELDO!,.No hay seguridad que el Dr. Frondizi lo haya escuchado,eran épocas de estrecheces y el sueldo solía pagarse en cuotas y pocos meses después lo seria pagado con los históricos Bonos " 9 de julio",que el entonces Capitan,Ministro Ingeniero,Alsogaray puso en circulación.

 

---------//----------

 

 

 

Un hecho real protagonizado por Cabos principales denominados "en comisión",así se denominados, pues eran de la época en que existía en la EMA un curso de cinco años de duración, al cabo de cuatro años, salían a diferentes destinos con esa denominación y recién finalizado ese periodo de un año, adquirían el Grado en forma efectiva.-

Este grupo que eran unos quince estaba en uno de los Talleres,entre todos se habían propuesto ir a Mar del Plata y como ellos decían,"hacer saltar la banca",para ello habían estudiado todas las variantes posibles,hasta que tuvieron la seguridad que una de esas variantes era la "precisa",para llegar a ese momento habían pasado meses en los cuales habían ahorrado dinero suficiente acorde a la variante elegida, y allá fueron,al llegar,se armo la discusion,por que uno de ellos dice ¿"y si nos aseguramos el pasaje de vuelta por la dudas"?,ninguno quería saber nada pero al final transaron,antes de ir jugar sacaron el pasaje de vuelta y pagaron el Hotel ,y ese primer día las cosas fueron bastante bien,no habían ganado mucho,pero habían ganado al fin,cenaron opiparamente mientras discurrían de como les iría al día siguiente,la euforia y el optimismo los había copado,.-.Y llego el dia,de entrada,la cosa empezó a andar viento en popa,hasta que se dio vuelta la racha  y todo terminó, como era de preever,sin un mango en el bolsillo,asi enfilaron cabizbajos y en silencio hacia la terminal de ómnibus, en un  viaje de retorno que parecía no tener fin.la frustración y desazón eran completas,mas en unos que en otros,en especial uno de ellos,que se había jugado los ahorros reservados para el casorio.-Pero bueno,no todo fue negativo,aquilataron la experiencia,la repetición del " no volveré a jugar nunca mas",era una constante y por que lo que se sabe, cumplieron.

 

---------//----------

 

 

 

Este otro hecho, que por sus implicancias, solo fue conocido por los allegados, y que muestra un poco la psicología de quienes tienen la responsabilidad de una guardia...-Era un  grupo reducido de cabos,creo que eran cuatro, habían estado cavilando sobre que podían hacer para ser dados de baja,pues tenían contratos firmados por varios años,al final resolvieron que lo mejor era sacar elementos de abordo, víveres en este caso,que al ser detectada su salida y trasporte ilegal y sin autorización alguna  por la guardia de la zona reservada o la Policía Naval,les podían corresponder penas que pudieran provocar sus bajas.-Así pusieron manos a la obra,lo primero necesitaban un vehículo, fueron a Punta Alta y tomaron uno,que estaba estacionado en una calle,fueron hasta el muelle de Destructores.y comenzaron a cargar el vehículo, con hormas de queso,latas de aceite, azúcar y otros elementos, colocándolos bien visibles en el asiento de atrás "para que se vea",la Guardia vio lo que estaban haciendo,pero como era tan visible pensaron que si lo hacían era por que estaban autorizados a hacerlo,se pusieron en marcha llegan a la guardia de la zona reservada,el Guardia mira,ve lo que transportan y les dice "esta bien,pasen" y lo mismo acontece cuando llegan al puesto de la Policía Naval,que también miran los que trasportan pero dan la orden de seguir, aparentemente,el hecho que todo fuera tan visible hizo aventar sospechas,.resultado todo quedo en Punta Alta en manos de alguno vecinos,que recibieron alborozados la donación, el auto abandonado y nuestros "camadas" se quedaron sin baja alguna y muchos continuaron con la carrera naval por años,todo fue nada mas que una travesura que quedo en el anecdotario.-

 

 

 

Una miscelánea del libro "Gauchos y Marineros"  de Fernando Milia

 

 

 

ÑANCUCHEO

 

 

 

 

 

Era una araucano puro, hijo de una cacique o capitanejo de la zona de Lago Argentino, un bello ejemplar humano que hubiese hecho las delicias de Praxíteles (1). Medía no menos de dos metros y cinco cm. de altura y debía pesar sus buenos ciento diez kilos, sin un sólo gramo de grasa superflua. Llegó al "Almirante Brown" para cumplir con el servicio militar, allá por el año 1934. 

 

Fue un suceso en todo sentido, por lo pronto siguió un mes vistiendo las ropas con que llegara. Ñancucheo había hecho trizas todas la previsiones, relativas a tallas de uniforme de la Dirección General de Administración Naval. El problema del uniforme de faena se solucionó a bordo, el sastre explicó que le había confeccionado las mangas con pantalones y, para los pantalones, había echado mano de un rollo de loneta de ocho onzas.

 

El problema del calzado fue más arduo, Ñancucheo nunca se había calzado y, es casi obvio decirlo, no había a bordo ni en los depósitos de la subintendencia de Puerto Belgrano, borceguíes que pudieran contener tamaños pie. El comandante pidió autorización para adquirir en Punta Alta o Bahía Blanca, dos pares sobre medida, pero los administrativos de Buenos Aires, heridos en lo más hondo de su amor propio logístico, dispusieron se se remitiesen las medidas correspondientes.

 

Ya estaba armado el expediente pero Ñancucheo seguía descalzo. Volvió el expediente pidiendo aclaraciones y entonces al segundo comandante se le ocurrió una idea luminosa: se sacaron calcos en cartulina de los pies de Ñancucheo, se agregaron al expediente y éste salió otra vez rumbo a la metrópolis. El segundo quedó orgulloso de su ingenio hasta que, durante una navegación, se recibió un despacho telegráfico, en el que Administrativa preguntaba qué escala se había empleado en la confección de las plantillas.

 

Todo el buque rió imaginando la cara que pondrían en Buenos Aires al leer el despacho respuesta cuyo texto rezaba: Su 031330 escala uno barra uno punto calcado del natural. En definitiva, la burocracia funcionó bastante bien en este caso: en junio llegaron los borceguíes de Ñancucheo. Feliz concurrió al pañol de equipo a buscar el primer calzado de su vida. Se los entregaron, como es de rigor en la Armada, unido el par por los cordones. Y así se los colocó.

 

Volvía Ñancucheo por la cubierta de botes caminando como una geisha, cuando se cruzó con el segundo comandante:

 

- Y Ñancucheo, ¿qué tal tus borceguíes?

 

- Lindazos, señor segundo, pero ió....ió creo que estos tamanguses me lo han fabricao no má que pa tranquito corto

 

 

 

 

 

(1) Escultor griego 390 330 a. d C

 

Huelga de Hambre en la EMA

 

Un 15 de enero de 1957 ,apenas con mis 16 años ,había ingresado como Aspirante Marinero,nueva opción para quienes ingresábamos en forma directa sin pasar por la Escuela de Marinería de Martín García o Zarate,que recibían en la EMA(*) la denominación de Marineros Alumnos,con los mismos planes de estudios de dos años de duración y egreso como Cabos Segundos,pero en nuestro caso integrando el plantel de Aspirantes Navales que por entonces tenia planes de Estudio de cinco años de duración con egreso como Cabo Principal.Esto hacia que se conformaran dos Batallones,el de Aspirantes Navales y el de Marineros Alumnos.Al ingresar en forma directa debíamos cumplir con la Instrucción de Orden cerrado,(Los Marineros ya venían con el Orden Cerrado cumplido)previa al inicio lectivo,que llevamos cabo durante enero y febrero, mañana y tarde,salvo el domingo,sobre un espacio semiarbolado ubicado en la parte posterior de la EMA paralelo a las vías del FCBelgrano,bajo las ordenes de dos Suboficiales Infantes de Marina,un periodo nada fácil para quienes éramos novatos acentuado ese año por los intensos calores,tanto que “La Nación” en su edición del 30 de enero informaba que el día anterior se había alcanzado el record de temperatura de los últimos cien años con 43,3ºC (No superado a la fecha),todo ello hizo que las filas se fueron diezmando y al momento de recibir los uniformes en la Ceremonia del Inicio del Ciclo lectivo los sobrevivientes éramos apenas la mitad de los ingresados.

La rigurosa rutina diaria que prácticamente comenzaba y terminaba con un “baile” no nos daba mucho tiempo como para prestarle demasiada atención a la comida,que era en general de una calidad aceptable teniendo en cuenta que había una dotación de mas de tres mil hombres y en todo caso todavía nos quedaban algunos pesitos como para recurrir a la Cantina o al Casino,aunque en los primeros tiempos la regla era que en los horarios del rancho los mismos estuviese cerrados.El tiempo fue transcurriendo,el orden cerrado había quedado atrás y nuestro tiempo estaba ocupado en el cumplimiento de los planes de estudios en el aula o los Talleres y/o actividades fisicas,pero con el correr del tiempo el rancho fue desmejorando,la excusa era que se estaba reacondicionando la cocina( de hecho se la reformo totalmente) y ello no permitía elaborar el rancho de la forma acostumbrada,.con lo cual el “corneed beef con cebolla” para a ser el plato central y repetitivo,matizado de vez en cuando con un pegote llamado polenta,la excepción podían ser los jueves o domingos ,en el cual aparecía un plato de ravioles con tuco y carne con una elaboración aceptable.Esta situación pese a algunos reclamos persistía en el tiempo y al no haber cambios fue generando una situación de descontento que terminaría eclosionando a mediados de año de una forma inequivoca.La voz se había corrido,fijada la fecha y decidido quienes iban a ser los primeros,esto era fundamental ,una vez que los primeros se animaran el resto como las ovejas seguirían el ejemplo.

La concurrencia a Rancho era precedida de la respectiva formación de los Batallones de Marineros Alumnos y Aspirantes en la Plaza de Armas, luego de lo cual se daba la orden

A las respectivas compañías de dirigirse al comedor,comenzando por los de mayor antigüedad,segundo año en el primer caso y cuarto año en el segundo,que ingresaban a sus respectivos comedores ubicados en lados contrapuestos en relación con la Cocina ubicada en el centro.Quienes estábamos en primer año ingresábamos en último lugar.

Llegado el día antes que nos tocara marchar al comedor ,sonó la Alarma,Toque de Formación General a cargo del Trompa (que era casi como un llamado al Combate),formados nuevamente escuchamos la arenga del Oficial de Guardia,reprobando los hechos que habían consistido en recoger la comida con la bandeja e ir directamente a vaciarla en los tachos de residuos (¡¡justo el día que Había Ravioles con tuco y carne!!) y ordenando repetir la concurrencia al comedor,con prohibición de concurrir a la cantina ,que previamente había sido cerrada.La escena se vuelve a repetir y ya no hubo vuelta atrás.Un acto de insubordinación se había llevado cabo y había que actuar en consecuencia.En previsión de hechos ulteriores,se nos releva de todas las guardias que son cubiertas por una compañía de Infantería de Marina y como pena conjunta recibimos una importante:Cuatro turnos sin salida,que eran otros tantos fines de semana,dado que de lunes a viernes no podíamos salir franco.En cuyo transcurso debimos dar cuenta en cada uno de ellos de la respectiva ración de Ravioles con tuco y carne,que habíamos desechado y cumplir ejercitaciones diarias suplementarias .Mientras tanto en el ínterin se identificó a algunos considerados como cabecillas,se estimaba en ocho o diez que se hicieron acreedores a las sanciones de rigor ,que implicaban ser dados de baja en forma inmediata en unos casos y en otros cumplir prisión menor en la Base de Ushuaia antes de ser dados de baja .Tiempo después se terminaba la reparación de la Cocina,transformada en una cocina moderna y bien equipada y junto con ello-toda una novedad.-se incorporaba un grupo de mujeres para atenderla,que le darian un toque diferente,hasta entonces monopolizado por los hombres.Pronto la huelga pasaría a ser un lejano recuerdo que mientras allí estuvimos no se volvió a repetir.

(*)Escuela de Mecanica de la Armada

 

 

Después de cincuenta años volví a pisar las cubiertas históricas de
LA SARMIENTO, primer buque que pisara en mi vida y quedara en forma imborrable en mis retinas como practicando nudos, remo, guardias de caldera o maquinas o simplemente ir a buscar la cama a las batallolas... gracias

El mal de mar

 

El mareo, o mal de mar, ha restado a la mar más navegantes que la mar misma. Sino que lo cuente el cordobés U.... a quien desde chiquito y allá en su mediterránea y docta provincia, la madre lo vestía de marinerito con un gorro en el cual campeaba el glorioso nombre de Almirante Brown en letras bien doradas, y al que, en su segundo día de mar, como marinero segundo de la muy noble categoría de timoneles, hubo que atarlo al pie de carnero más próximo para que no se suicidara  arrojándose por la borda, en un modesto temporalcito mar tres.

 

El mar de mar o mareo, vulgo peludo, pedo y cien nombres más que atestiguan todos ellos las riqueza del castizo idioma y su argentino sland, calé, lunfardo  o patois, no consiste solamente en el vago malestar que comienza, según dicen los sabios, entre las diferencias de presión de los humores que circulan por los delicados canales del oído medio o interno, y los menos sabios, pero también entendidos, con un gustito acre y amargo en el fondo del garguero y una extraña sensación de no pisar bien el escurridizo piso de la cubierta, sino en algo mucho más complicado y sutil, en el cual juegan todos los vericuetos de la parasicología.

 

Esto es un fragmento  de uno de los esbozos de "Minio y pintura gris" de Pablo Arguindeguy

 

Elvio E. Perez

DIRECCION: SARMIENTO 1867  1ER SUBSUELO CAP.FED TEL: 5254-6164

EMAIL: CENTRO@EXALUMNOSCEAEMA.COM  CEAEMA@HOTMAIL.COM

WEB : WWW.EXALUMNOSCEAEMA.COM

SKYPE: CEAEMA1982

GRUPO CERRADO DE FACEBOOK: CENTRO DE EXALUMNOS DE LA ESCUELA DE MECANICA DE LA ARMADA

WEB DE FACEBOOK: CENTRO DE EXALUMNOS DE LA ESCUELA DE MECANICA DE LA ARMADA.

HORARIOS DE ATENCION DIA MIERCOLES DE 09:30 HS A 12:00 HS.